Fail fast, fail often

Cortesía de Live Life Happy

Cortesía de Live Life Happy

Si bien mi primer día de experimento fue todo un éxito, no puedo decir lo mismo de la primera semana. Mi plan era escribir todos los días y registrar cómo me sobreponía ante las situaciones cotidianas y al menos a partir del día 2 no lo hice. Debo confesar que lo olvidé. El primer día del experimento estuve muy atenta a las cosas que me pasaban para poder contarlas. Luego, los días siguientes me pasaron como si nada.

Aún cuando comento el poco éxito que tuve, no pretendo en ningún momento descalificar la experiencia. Son gajes del oficio. A veces somos muy tenaces y otras olvidadizos. A veces nos sentimos muy motivados, otras un poco tristes y sin ganas de trabajar. La vida es una constante montaña rusa. Se trata de ondulaciones, momentos de gran clímax y otros de gran depresión (no en el sentido literal de la palabra).

Por ello, no hay que darse por vencido… Second shot, here we go! Además, tengo dos motivos adicionales que me impulsan a continuar. Uno es que mi pareja y yo comenzamos lo que yo llamo Playground de adultos. Ese es otro experimento que expliqué hace un tiempo en mi blog. Brevemente, consiste en sacar tarjetas que pueden contener hábitos necesarios a formar, actividades personales a emprender, ayudas a otras personas y viajes. El propósito detrás de este juego es en cierta forma ayudarnos a abrirle espacio a las cosas importantes, tales como cuidarnos, entretenernos, etc., pero que por el corre corre del día a día y el trabajo constante, rara vez logramos hacer. En fin, esta semana nos tocó, dentro de las actividades personales a empezar, iniciar un proyecto que requiera escribir. Por su parte, estos últimos días he experimento bastante ansiedad dado que tiendo a ser controladora de las situaciones. Consecuentemente, ambas razones me motivan a estar consciente de los procesos, emociones y pensamientos que tengo, así como escribir sobre ellos y cumplir así con ambas metas.

Por su parte, hoy en día es muy común escuchar a aquellos que se dedican sobre todo a la innovación, hablar sobre failure. Se dice que aceptar el fallar nos lleva al éxito, a ser más abiertos y adaptables y a mirar las situaciones desde otra perspectiva. Así que como dice Betty Liu: “…get really good at failing.” De esta manera, lograremos cosas nuevas, como señaló Einstein.

 

Anuncios

Todo es cuestión de enfoque

PinterestEs increíble el poder de la mente. Mi primer día de experimento fue bastante exitoso. A pesar de haber sido un día lluvioso y frío, iluminó mi quehacer. Tuve una jornada bien productiva, mas no solo eso, sino que logré desviar mis pensamientos lejos de aquello que me perturbaba. Cada vez que comenzaba a experimentar un deseo de controlar algo que no estaba como quería o percibía estímulos negativos, respiraba profundamente y me enfocaba en alguna otra actividad más provechosa. Por ejemplo, en una oportunidad dejé en lo que estaba trabajando dado que no lograba concentrarme y me puse a ver cosas interesantes e inspiradoras en Internet. De repente, sin darme cuenta, mi mente había dejado de pensar en lo que me causaba ruido. Una de mis fuentes de inspiración es Pinterest, y la verdad que no solo pude recolectar muestras para mis actividades culinarias, sino que pude ejercitar un poco mi creatividad. ¡Cuántas cosas se encuentran en Pinterest! Para mí, creo que ha sido uno de los mejores inventos. Es la perfecta cartelera de inspiración para proyectos de toda índole. ¡Hasta me he empezado a entusiasmar en la limpieza con las ideas maravillosas que encuentro!

 Esto me ha demostrado que existen más cosas a las que vale la pena dedicarse. Uno siempre suele perder el tiempo en lo que resta. Es hora de sumar y agregar un toque picante y emocionante a nuestra vida. Para ello, debemos sentirnos comprometidos con las actividades que emprendemos. Ese compromiso lleva a apreciar los pequeños detalles de esas actividades. Cocinar, limpiar, trabajar pueden volverse realmente fascinantes si se tiene la actitud correcta e ideal. Se sorprenderían las cosas que podrían lograr y crear cuando el foco está enfocado, valga la redundancia.

No lo olviden, la vida es una sola y cada día importa. No perdamos el tiempo y comencemos a tomar conciencia de nuestras jornadas para que cuando llegue la noche y hagamos el recuento mental de lo que hicimos y dejamos de hacer, estemos satisfechos con nuestro día.

Experimento

experimento¡Hola de nuevo! Llevo semanas sin escribir, pero como les comenté la última vez, necesitaba tiempo para pivotear y replantearme la idea de este blog. Bueno, les comento que hace 2 semanas inicié un experimento.

A todos nos ha pasado alguna vez que nos sentimos dudosos de nuestro porvenir. Vamos al colegio, luego elegimos una carrera para estudiar en la universidad y ya sea en este momento, antes o después, nos sentimos un tanto perdidos en lo que se supone debemos hacer luego. No estamos seguros de las decisiones a tomar. Muchos se rigen por las reglas de la sociedad y salen a buscar trabajo como puedan. Otros desafían estos parámetros y salen a emprender sin tener un rumbo claro. Para algunos, la situación puede ser un tanto más complicada. No saben qué quieren hacer con su vida, qué los apasiona, qué los inspira, qué los haría querer levantarse todos los días para ir a trabajar en ese sueño.

Pues, hace exactamente 2 semanas, tuve un día como esos. Leía en un blog que sigo que cuando nos sentimos atascados hay que buscar nuevos horizontes. Y eso es exactamente lo que pretendo hacer, aprovechar cada oportunidad que se me cruce en el camino porque de esa manera podré conseguir el rumbo que me hará sentirme útil, plena y verdaderamente feliz. Es como lo dijo Steve Jobs, al levantarse y verse en el espejo, debe agradarles lo que ven, y no me refiero a la apariencia física, sino a ese yo personal y profesional. Si no te agrada lo que ves, algo hay que cambiar.

Para lograr este cambio, inicio este pequeño experimento. La idea es escribir todos los días, espero, sobre cómo triunfo ante el ruido que azota nuestros días. Todos tenemos estudios o trabajo o deberes y quehaceres que cumplir. Pocos logran tomarse tiempo para sus sueños, entretenimiento y placeres. La gran mayoría queda recubierta de ese ruido causado por el estrés, el miedo, las preocupaciones y los deberes. Ante este desafío, les contaré cómo logro zafarme de lo innecesario, cómo atajo las preocupaciones y las bateo de jonrón, cómo acepto mis miedos y hago lo opuesto a lo que ellos quieren que haga, cómo me concentro en lo positivo, en lo que me enriquece y me hace crecer y cómo entre las actividades y maniobras que haga, encuentro el camino deseado, el rumbo que quiero seguir, mi pasión y goce, mi verdadero yo.

Pivote

Hola a todos, he estado reflexionando sobre este blog y las entradas que he escrito. He comprobado la necesidad de crear contenido sobre estos temas de crecimiento personal, dada la alta demanda e información disponible en la Web. Sin embargo, como dicen los emprendedores, es momento de pivotear esta idea o este proyecto. Hace poco leía un blog sobre vivir la vida de forma simple, dado que menos es más. Comentaba inclusive sobre escribir un blog que no llene a las personas de contenido innecesario, que les permita llevar una vida simple también. Inspirado en este concepto, es momento de tomar un break para meditar sobre lo que realmente pueda compartir con ustedes que los ayude en su vida más que generarles volumen en sus correos. De hecho, estoy comenzando un experimento del que podré comentarles si todo sale bien.

Por los momentos, me despido brevemente de mis lectores. Espero verlos pronto con contenido más potente y enriquecedor.

See you later, alligator!